Sequedad y humedad, las señales de las hojas

hojas
Si eres de las personas que suelen tener plantas de interior, es posible que en ocasiones te hayas encontrado con que tienen manchas en las hojas. Cuando esto sucede es necesario ponerse manos a la obra porque es una señal de que está sucediendo algo.

Precaución con la calefacción y las plantas

En las temporadas de frío, la utilización de la calefacción durante el invierno hace que el ambiente sea más seco. Esto resulta perjudicial para las plantas, por eso pueden aparecer manchas de color marrón claro en las hojas debido a la falta de humedad.

Si las manchas no se han detectado, otra señal que nos puede revelar que hay problemas es una temprana caída de las hojas. Con la falta de humedad se secan y caen antes. También tienen un aspecto diferente y se suelen arrugar por la falta de humedad en el ambiente.

Debido a que las plantas tienen que regarse con normalidad, la solución no es echarles más agua en el riego sino pulverizarlas y así humedecerlas. El aumento de la temperatura hace que las plantas transpiren más agua, aunque cada planta es diferente así como también influye la situación en la que se encuentre en la asa o incluso la separación que tiene respecto a la calefacción.

El exceso de agua también puede ser dañino

Es muy importante conocer cuáles son las necesidades de riego reales que tiene cada especie de plantas que tenemos en nuestro hogar. Ya sabemos que aportarle demasiada agua es malo para las plantas porque podemos encharcar demasiado la tierra e incluso hacer que las raíces se pudran.

En este caso, el exceso de agua también se verá reflejado en forma de manchas en las hojas, con un color marrón oscuro, al contrario de lo que pasa cuando el ambiente está demasiado seco. No hay que olvidarse de cuáles son los cuidados que requiere cada planta, solo de esta forma podremos mantenerlas siempre en el mejor estado posible.

Comparte este artículo