Plantas de interior: la maranta

Maranta
En muchas ocasiones, las plantas forman parte de la decoración de una vivienda y existen un montón de propuestas para cualquier vivienda, como por ejemplo la . En este artículo vamos a hablaros de esta curiosa planta.

Características de la maranta

Se trata de una planta de interior que cuenta con hojas perennes, con líneas rojizas y que no crece más de 30 centímetros de altura aproximadamente, lo que la hace ideal para colocarla en espacios reducidos del hogar. Es conocida popularmente como planta de la oración, dado que durante la noche se repliega como si estuviese rezando y de mañana se abre de nuevo.
Es originaria de la selva brasileña y sus cuidados son aquellos que recibiría una plata de tipo tropical. En relación a sus atenciones, se debe tener especial atención con el riego, dado que necesitan bastante humedad y por esa razón hay que regarlas con bastante frecuencia. Se debe evitar que el sustrato se encharque y que tenga un buen drenaje porque el exceso de agua puede afectar a las raíces y al resto de la planta.

La humedad es importante para sus hojas

Se recomienda mantener húmedas sus hojas y se aconseja rociar agua sobre su superficie todos los días en verano y cada dos o tres días durante la temporada de invierno, algo que puede hacerse de una manera cómoda y fácil con un pulverizador. El agua debe estar tibia o templada porque si se aplica agua fría puede afectar a la planta.

Si se ve que las hojas se muestran secas y marrones en los bordes, es una clara señal de que les falta humedad. Razón por la que no hay que esperar a regarlas siempre que se tenga oportunidad. Evitar el exceso de humedad es muy necesario, algo que nos revelará el tallo si se muestra demasiado blando.

¿Conocías esta planta?

Comparte este artículo

Post Comment