Cestas para plantas de interior

Las cestas para plantas son una de las formas más decorativas de presentar tus macetas.

Las cestas para plantas son una de las formas tradicionales para presentar las macetas. Hay muchos tipos de cestas, de diferentes formas y materiales, para colgar o para el suelo.

Cestas y jardineras de artificial. Son las más resistentes. Simulan el lazado del ratán, pero al ser de material plástico, dificultan la traspiración. No obstante hay modelos que el lazado de plástico presenta orificios que facilitan la permeabilidad de la maceta. Son preferibles para jardines y terrazas en sombra o lugares con clima fresco.

Cestas y jardineras de ratán natural. El ratán se fabrica con el tallo de un tipo de palmera y con ciertos tipos de trepadoras. Es un material resistente  y de gran longitud, que impide que haya que hacer nudos y uniones. De este modo, los de ratán son fuertes y permeables, ideales para plantas más pesadas.

. Las cestas de mimbre son fáciles de encontrar, permeables y naturales. Permiten que la planta pueda ser sembrada directamente en la cesta o servir de fardo a una maceta. Las cestas pueden ser de muchas formas y son ideales para plantas colgantes. Los conos de mimbre, también son una variante muy atractiva.

Cestas de . El macramé es una técnica de trabajo manual que se hace con cuerdas, a base de nudos. Las cestas de macramé utilizan materiales naturales, como el algodón, el yute o el lino. Las cestas de macramé, al ser menos consistentes, sirven para las macetas colgantes. Con pocas lazadas soportan bien el peso de las macetas que, aquí sí, deben ir colocadas con macetero.

Comparte este artículo

Post Comment