Tabaco como abono

Supongo que sabrás que el tabaco es malo para la salud. Es algo que todo el mundo sabe, tanto los que fuman como los que no, pero también cada uno es libre de hacer lo que quiera.

Sin embargo, para las plantas el tabaco no es tan malo, al contrario, les sirve como repelente de bichos (y de enfermedades) así como de abono.

Como repelente: basta con regar las plantas una vez al mes con el agua donde han permanecido varios cigarrillos. La medida más estandarizada es de cinco por litro de agua, la cual se aplicará durante cuatro días.

Como abono: para ello se usan las cenizas del tabaco. Hya que ir guardándolas durante el invierno en un recipiente hermético para que conserven todas sus propiedades para poder utilizarlas en primavera.

Vía: Eroski.

Comparte este artículo

Post Comment