Características de la dama de noche


La es un arbusto que destaca por el delicado aroma que tienen sus flores. Su principal característica es que las flores se abren cuando acaba el día, de ahí la razón de su nombre, aunque también se conoce como cestro o galán de noche.

Es una especie muy recurrente en jardines aromáticos debido a su intensa y natural fragancia que destaca allá donde se encuentre. Si no conoces nada sobre la dama de noche, te invitamos a que continúes leyendo porque vamos a hablar de sus características principales.

Así es la dama de noche

Se trata de un arbusto grande que puede incluso a alcanzar los cinco metros de altura. Puede que no tenga uno de los aspectos más bonitos, pero destaca la fragancia que desprende durante la noche, momento en el que las flores se abren.
Esa fragancia es tan intensa que se impone ante cualquier otro, especialmente durante la primavera y el verano. Por esa razón, esta especie es indispensable cuando se está diseñando un jardín aromático o cuando se quiera tener una fragancia nocturna delicada sin tener que recurrir a ambientadores.

Origen de este arbusto

Esta especie pertenece a la familia de las solanáceas, por lo que está emparentada directamente con otras especies como son la patata y el tomate, aunque sea de forma lejana.

Proviene de zonas tropicales del continente americano y puede encontrarse desde México hasta zonas de América del Sur. Esto hace que otra de sus características principales sea la de aguantar a la perfección el frío, aunque si se quiere plantar en zonas que sufren heladas, lo mejor es protegerlas, sobre todo cuando hay temperaturas inferiores a -2 grados.

Por otro lado, hay que decir que si no reciben luz natural, tendrán más problemas para dar flores y no darán esa fragancia que tanto les caracteriza.

Comparte este artículo

Post Comment