Regar o sumergir un bonsái

Nuestra amiga Argentina nos trasladó una duda acerca de los cuidados que le debe procurar a su querido bonsái. Los bonsáis son plantas delicadas que merecen nuestra constante atención, casi casi como si fueran una mascota de la casa.

En este caso, la lectora no estaba segura de si debe el bonsái o sumergirlo, dos técnicas muy diferentes para darle el agua que necesita. No es tan fácil como elegir el sistema que más nos conviene. Hay que sospesar los factores y detectar lo que nuestro pequeño bonsái nos pide.

La tierra nos puede ayudar mucho. Necesita estar húmeda, así que cada vez que la veamos seca, hay que regarla. La mejor manera de hacerlo es con , ya que es la que beberían en un estado completamente natural, pero si no disponemos, entonces el agua del grifo servirá siempre y cuando la dejemos reposar durante un día para que el cloro y otros sedimentos que no son buenos para el bonsái. Después conviene humedecer la tierra, esperar unos minutos, y volver a regar hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje de la maceta.

Si el bonsái está muy seco o el agua no le llega bien, entonces sí es conveniente utilizar el sistema del que hablamos anteriormente: lo sumergiremos en un balde de agua durante unos minutos. Esta técnica no es para uso frecuente, ya que terminará por ahogar a la planta. Así que, querida lectora, si ves esto, todo depende de la situación de tu bonsái.

Comparte este artículo

One Comment - Deja un comentario

Post Comment