Tiestos para bonsái, ¿normales o especiales?

Seguro que has visto en las tiendas o has comprado bonsáis con que son pequeños y a la hora de trasplantarlo has pensado si dará igual una maceta normal o una más especial, de bonsái, difíciles de encontrar en algunas ciudades y más caras que las macetas normales.

El uso de ese tipo de macetas no es exactamente por algo estético. De hecho hay algunos bonsáis que usan macetas prácticamente normales, a lo que me refiero es que son profundas, pero son aquellos bonsáis que tienden a caer de forma vertical. En general, los tiestos de bonsáis son aplanados por un motivo y es el impedir que la planta se desarrolle tanto, al menos en las raíces, para que te permita conservar su forma.

Ese es también el motivo por el cual, a la hora de trasplantarlo, cuando el árbol ya tiene sus años, ha de ser siempre a una maceta parecida a la anterior y cortándole parte de las raíces (salvo la raíz madre, aquella que mantiene la planta saludable y que nunca debemos cortar).

Las macetas para bonsáis se caracterizan por tener poca profundidad y ser más alargadas que redondas. Esto permite al árbol desarrollarse a lo largo de ese “rectángulo” sin profundizar por ello en la maceta sino manteniéndose aislada en un espacio.

Son los mejores tiestos que podríamos usar si bien, en caso de tener un bonsái con un árbol de tronco muy fino, siempre podrías ponerlo en una maceta normal y de ese modo fomentar su engrosamiento. Eso sí, a la hora de devolverla a una maceta de bonsái tendrás algunas dificultades y podría no sobrevivirte.

Comparte este artículo

2 Comments - Deja un comentario

  1. argentina morales fernadez · Edit

    me gustan los bonsais, tengo algunos en casa y quiero saber si es mejor regarlos o sumergirlos?

Post Comment