Plantas de interior: violeta africana

violeta africana
Hoy en día son muchas alternativas en cuanto a plantas de interior para nuestro hogar. Dentro de la gran cantidad de propuestas se encuentra la conocida Saintpaulia, más conocida como .

Se trata de un género que está compuesto por seis especies de plantas de gran belleza que tienen una capacidad innata de adaptarse al interior de cualquier hogar, creando un ambiente muy especial, sobre todo porque da flores durante todo el año.

Características de la violeta africana

Se trata de una pequeña planta que crece hacia los costados, no suele ser bastante alta, llega más o menos a los 15 centímetros de altura, aunque en cuanto a su diámetro puede llegar a sobrepasar los 30 centímetros.

Sus hojas son redondas u ovaladas y las flores pueden ser de diferentes colores, como por ejemplo blancas, azules, violetas o moradas sobre todo. Sus estambres son amarillos y sus flores pueden presumir de tener pilosidades que les proporcionan una textura ciertamente aterciopelada.

Cuidados de esta planta

Estas plantas, especialmente sus flores, son muy delicadas. Necesitan mucha luz, aunque en invierno no deben estar expuestas al sol directamente.

Tampoco hay que dejarlas expuestas directamente a las corrientes de aire, porque les afectan bastante. Sobre todo a temperaturas inferiores a los 10 grados, las cuales pueden ser mortales para ellas. La mejor temperatura a la que pueden estar es entre los 17 y los 22 grados.

También hay que tener bastante cuidado con el riego excesivo de esta planta. En caso de que llegue a tener demasiada humedad, no tardará en aparecer un moho de color gris que podría acabar rápidamente con las hojas. Por ello, la mejor forma de regar la violeta africana es mediante capilaridad. De esta forma podremos mantener a esta planta con su mejor aspecto y una gran belleza para nuestro hogar.

Comparte este artículo

One Comment - Deja un comentario

Post Comment