Decora tu hogar con flores

jarron
Las son un fantástico aliado para conseguir decorar nuestra casa aportándole no solo un estupendo aroma sino también toda una gama cromática de lo más variado, creando un ambiente formidable en cualquier rincón del hogar.

Como decorar la casa con flores

Las flores son una alternativa muy asequible y natural para decorar el hogar, independientemente de si se compran o si se cortan de una planta del jardín, por lo que no puede ser más fácil de conseguirlas.

Lo más normal es decorar metiéndolas en jarrones o los clásicos centros de mesa. Además se pueden o dejar solas o realizar algún arreglo acompañándolas de helecho o paniculata por ejemplo.
También podemos acompañarlas de cintas, velas, piedras, piñas, etc. Siempre hay que tratar de obtener buenas combinaciones, siempre fijándonos en la clase de flores que hayamos elegido y también el resto de la decoración.

Las flores y los colores

En una estancia que se encuentre dominada por colores sobrios, las flores con colores intensos resultan muy llamativas. Si lo que se quiere es que sean únicamente un elemento que se integre en la decoración general, lo recomendable es elegir especies que estén dominadas por el color blanco o colores claros como orquídeas, calas, margaritas, azahares o jazmines entre otras.

Los recipientes en los que pongamos las flores pueden cambiarse de sitio. De este modo podemos ambientar cualquier rincón de la casa. Se pueden colocar sobre una mesa, ventanas o un mueble por ejemplo.

Si se colocan sobre una mesa, la fragancia que emanan puede resultar muy intensa. Por este motivo es recomendable retirarlo en el momento de la comida o la cena para evitar que los olores se mezclen. Ese es el único punto negativo que pueden tener, por lo demás… ¿a quién no le gusta tener la casa decorada con estos tesoros de la naturaleza?

Comparte este artículo