Cuidados de la poinsettia o planta de navidad

planta de navidad
La poinsettia es conocida como , una especie procedente de América de tipo caduco que puede llegar a medir hasta 3 metros de altura. Es una planta de interior y no se lleva muy bien con el exterior, por lo que hay que evitar sacarla, porque le pueden afectar las corrientes de aire. En casa hay que alejarla de las fuentes de calor porque puede acabar dañándola.

Cómo cuidar la poinsettia

Aunque tenga el nombre de planta de Navidad, la poinsettia puede durar mucho más tiempo y para que siga sana durante la primavera puede podarse cuando haya llegado a una altura de 20 centímetros y darle los mismos cuidados que a cualquier otra planta.

Incluso, si las temperaturas son suaves, se puede sacar al exterior, siempre que no bajen de los 12 grados aproximadamente. De lo contrario se puede colocar en una estancia donde haya mucha luz natural dado que necesita bastante luz para mantenerse siempre con el mejor aspecto posible.

Hay que evitar dejarla en una estancia sin iluminación porque la oscuridad hace que sus hojas se vuelvan de color amarillo y favorece su caída.

El riego hay que hacerlo con cuidado

Hay que tener bastante precaución cuando se riegue esta planta y no hay que mojar ni sus flores ni tampoco sus hojas. Debemos evitar que el sustrato se seque, pero también debemos evitar regarla demasiado, procurando que esté húmedo, pero sin encharcamientos.

Cuando la planta crezca demasiado es recomendable cambiarla de tiesto a uno más amplio y proporcionar un poco de abono a la planta, lo que alargará su vida. Esta planta si se cuida puede ir mucho más allá de la Navidad, por lo que se recomienda que si llega hasta la primavera habrá que podarla y dejar los tallos de entre 5 y 8 centímetros, suspendiendo el riego hasta que salgan otros nuevos.

Comparte este artículo

Post Comment