Conociendo a la Gypophila paniculata

La paniculata (Gypsophila paniculata) es una pequeña y bonita planta que suele ser usada mucho en la decoración de preciosos ramos de flores, sobre todo con flores de colores intensos como la rosa roja, contrastando con el blanco impoluto de esta pequeña flor, aunque no hay que llevarse a engaños porque puede llegar a alcanzar un metro y veinte centímetros de altura.

paniculata

Contar esta compañera en una zona en el jardín o incluso una maceta, dará un buen aspecto a la zona donde se encuentre aunque hay que contar con una serie de puntos como el pH ácido del suelo, donde se desarrollará mejor, así como suelos neutros o alcalinos.

Para que sus raíces crezcan con fuerza, la textura de la tierra debe ser franca, arenosa o incluso arcillosa, aunque en todos los casos se debe prestar especial atención a los riegos, siempre intentando mantener la humedad estable pero sin darle demasiada agua porque sería perjudicial.

Entre sus cualidades, además de las estéticas, cabe destacar que soporta bien la sequía, pero se lleva muy mal con el agua, no se lleva bien con los excesos. Requiere mucha luz y solo puede situarse en una zona donde tenga exposición directa al sol, de lo contrario esto influiría negativamente en su crecimiento. Solo cumpliendo estos factores se tendrá una paniculata en las mejores condiciones.

Comparte este artículo

Post Comment