Una planta de anillo

Las plantas es un ser vivo, y como tal, tienen sentimientos. Cuando una persona trabaja mucho con las plantas sabe qué necesitan en cada momento o sabe cuándo están bien o mal. También las plantas pueden echar de menos a esa persona cuando no la ven.

Para una apasionada de las plantas, tener algo que le recuerde a ellas puede ser un regalo hermoso por eso he pensado que, si es el caso, seguro que llevar una planta en su mano le gustaría así que, ¿qué tal un con una planta?

El anillo está diseñado por el diseñador Haffsteinn Juliusson, un anillo de plata con una planta que crece en su interior, una especie de musgo o hierba que has de cuidar muy bien porque si no se seca (y al ser tan pequeño los cuidados suelen ser bastante importantes en este caso porque la planta se puede morir fácilmente).

Para regarla solo has de ponerla debajo de un grifo de agua aunque te recomiendo que lo hagas con solo gotas para que así la hierba no se aplaste demasiado.

La planta no necesita mucha luz porque, como la llevas en la mano, la luz que te da a ti en todo momento también le dará al anillo y será más que suficiente. Así que no tendrás que dejar el anillo al sol ni nada (ni tendrás problemas de que te quemes si lo dejas al sol.

El problema que puede haber es que la planta sea difícil para su cuidado y al final no salga bien en el anillo. Si eso ocurre y puedes, reemplázala por otra planta de iguales características.

Comparte este artículo

2 Comments - Deja un comentario

Post Comment