Una huerta para tus hijos

Seguro que ahora con la primavera, y teniendo en cuenta que algunos libros de texto de los de primaria trataron las plantas hace un tiempo, así como los de infantil los tratan ahora, es posible que a los niños les llame ahora la atención las plantas y quieran también tener la suya propia.

En otra ocasión ya te he comentado acerca que cuáles serían las mejores plantas para ellos pero hoy no voy a plantearte nuevas plantas para tus hijos sino una huerta, que sean ellos capaces de cuidar algo que, con su esfuerzo, lo vean recompensado porque obtengan un fruto.

De todo lo que se puede plantar en un huerto, para el caso de los niños yo recomiendo plantas muy sencillas que apenas necesiten cuidado. Un ejemplo lo tenemos en las patatas. Plantar patatas es algo rápido y fácil de hacer. No requieren de mucha agua, aunque sí de vez en cuando, y aunque el niño se despiste algo saldrá de la mata cuando la arranques, a pesar de que ellos no vean nada.

Otra de las plantas que puedes plantar para tu hijo y que ésta la cuide es el tomate. Las tomateras a menudo salen sin muchos cuidados y, aunque requieren un poco más de riego que las patatas, así como cuidarla de que la planta no se caiga, guiarla con guías o palos, etc. seguro que al final obtiene buenos tomates.

Además, si tienes problemas para que se coma la verdura siempre puedes hacer que sea él quien se la prepare con sus propios alimentos cosechados. Quizás eso te ayude a que acepte tomar la verdura sin ningún problema.

Comparte este artículo

Post Comment