Un huerto para los niños

Los niños siempre buscan de los mayores el reconocimiento de algo bien hecho y, en cuestión de plantas, es posible que los niños busquen el que los mayores les encarguen en cuidado de alguna planta, como si fuera un objetivo para ellos poder darse cuenta de que son capaces de cuidar un ser vivo, aunque sea una planta que no hable.

Por eso, muchos padres y madres, cuando el niño es más mayor, le dan la responsabilidad de cuidar un huerto o una planta (como un animal), para que aprenda que hay alguien de quien tiene que ocuparse proporcionándole sol, agua, calor, etc.

Los huertos para los niños suelen llenarse con semillas de plantas de crecimiento muy rápido para que éstos vean sus atenciones correspondidas en poco tiempo. En esta época podemos usar una maceta para plantarle semillas típicas del otoño y el invierno (no tienen por qué ser solo de huerta, también podemos usar flores y plantas normales).

A menudo la maceta hay que ponerla de plástico o material resistente, sobre todo si el niño o niña va con la maceta a todas partes.

Comparte este artículo

Post Comment