Tu jardín en un cementerio para Halloween

Si donde vives es típico entre los vecinos celebrar de modo tradicional la noche de Halloween, que es esta noche, seguro que andas ahora mismo dando los últimos retoques a todo lo que tienes para ponerte a crear el jardín más tenebroso que puedas (o ya lo has montado pero quieres poner algo más en él).

Sea cual sea tu caso aquí queremos darte algunas ideas para crear un jardín aún más tenebroso. Por ejemplo, el uso de las hojas secas de los árboles. Si las esparces por el camino éstas crujirán al pisarlas y, con la música de ambiente, lograrás que la gente se asuste de dar un paso más por si en cualquier momento les aparece algo que los hace gritar.

También tienes la parte de la iluminación. Ha de haber iluminación pero ésta no debe ser muy intensa y yo suelo enmascararla para dar la posibilidad de crear sombras en el jardín que nos hacen asustarnos más. Por supuesto, la iluminación junto con los sonidos es lo que más puede llamar la atención y mantenernos en un estado de alerta permanente mientras pasamos pero lo visual es lo que nos falta.

Y para “asustar a los ojos” lo mejor es la decoración. Las calabazas con caras horrendas (si son calabazas naturales mejor porque dan más susto que las de plástico al tener su propia forma de iluminarse al colocar la vela), los esqueletos, telarañas por el jardín y algún que otro espantapájaros deteriorado sería lo mejor.

Para la fachada de la casa convendría poner algo en los cristales aparte de telarañas, como grietas o simular que están rotos los cristales para darle un aire más antiguo a la casa. Y por supuesto, oscuridad total para que así piensen que está deshabitada, aunque cuando llamen al timbre las luces se enciendan y se asusten por ella. Y, por supuesto, unas piedras grandes simulando lápidas dispersas sobre el jardín (o cartones pintados en plata y negro para simular antigüedad) te vendrán geniales.

Comparte este artículo

Post Comment