Pudrición por exceso de agua: soluciones de emergencia

Pudrición por exceso de aguaLa es una de las causas más habituales por las que mueren nuestras plantas.

A menudo no sabemos identificar este problema y, por lo general, tendemos a agravarlo. Esto ocurre porque uno de los signos de la pudrición por exceso de agua  es que las hojas comienzan a amarillear. Este proceso que sufren las plantas se llama ClorosisPudrición por exceso de agua

La pudrición por exceso de agua suele ser un mal con difícil solución, ya que afecta directamente a las raíces. Si hemos llegado a tiempo, se pueden poner en práctica los siguientes consejos:

  • Saca cuidadosamente tu planta de su macetero. Esta operación requiere mucha atención, ya que si las raíces están débiles, podemos terminar arrancando el tallo. Para evitarlo, intenta retirar la planta del tiesto con el sustrato.
  • Sacude un poco la tierra hasta ver las raíces. Si éstas son de color blanco, la planta no está demasiado afectada. Si por el contrario se han puesto marrones, el problema es mayor. Utiliza unas tijeras y recorta las raíces con cuidado, hasta que vuelvan a tener cierta consistencia.
  • A continuación, envuelve la planta con su sustrato en papel absorbente, un empapador o periódicos. Deja que el agua se absorba; puedes ayudarla estrujando ligeramente.
  • Coloca piedras de río en el fondo de una maceta o tiesto más grande que el anterior. Introduce tu planta y rellena con sustrato seco. De esta forma ayudamos a contrarrestar el exceso de humedad y mejoramos el drenaje.
  • Transcurridos unos días comienza a regar con una infusión de ortiga, procurando no volver a encharcar la tierra.

Comparte este artículo