Cómo proteger las plantas en invierno

planta con flor
Con la llegada del , aquellas plantas que tengamos en el patio, terraza o jardín deben recibir una serie de cuidados específicos para mantenerlas siempre en el mejor estado posible de salud. La actividad de las plantas desciende en para poder resistir mejor las temperaturas y las inclemencias del tiempo.

Además apenas se desarrollan, pero a pesar de ello, es necesario proporcionarles cuidados para que la climatología adversa que suele haber en la temporada de invierno no les produzca demasiados daños.

Tips de cuidados para las plantas en invierno

En caso de las plantas estén en el exterior se deben proteger por la noche sobre todo debido a que es en este momento donde se produce el mayor descenso de las temperaturas y también hay riesgo de heladas.

Uno de los mejores trucos es cubrirlas con mallas especiales o plásticos y colocarlas en lugares que estén alejadas de las corrientes de aire. Las zonas que cuenten con techo o desniveles naturales de la tierra son los mejores lugares donde colocarlas.

Las raíces y los bulbos también deben ser protegidas porque es donde se acumulan los nutrientes de las plantas. Su superficie puede cubrirse con abono caliente o acolcharla correctamente con hojas secas, paja o incluso cartones.

La clave, conocer a las plantas

Para protegerlas correctamente, es muy importante conocer a las plantas y saber cuál es su resistencia al frío. En este caso, es lógico que las especies tropicales requieran más protección que cualquier otra. A estas plantas, el frío les afecta mucho más.

Si tenemos plantas que aguantan correctamente las bajas temperaturas pero son altas, nunca está de más asegurarlas con palos para evitar que las plantas o flores se puedan doblar por la acción del viento.

El tiempo de exposición al frío es otro aspecto que no hay que dejar de lado. A prácticamente cualquier planta, una exposición prolongada al frío puede ser algo que les provoque problemas o incluso la muerte. Por tanto, hay que estudiarla y saber si puede soportar la temperatura donde nos encontramos.

Comparte este artículo

Post Comment