Plantas invasivas en caminos

Todo el que tiene una piscina en casa suele tener una zona enlosada, bien para tomar el sol, para estar sentada en él o por otros motivos. Y casi siempre, rodeando la zona, suele haber algo de jardín, normalmente césped o alguna planta que no levante mucho del suelo.

El problema viene cuando esa planta “invade” el suelo enlosado y hace que tengamos que arrancarlo para impedir que se forme vegetación en ese lado. ¿Qué hacemos entonces?

Lo primero que podríamos hacer es delimitar el espacio. Es decir, si las losetas comienzan en un determinado sitio, podemos hacer una pequeña zanja y poner algo que divida una parte de la otra (no tiene por qué ser una valla, pueden ser unos bloques o algo más de diseño que divida la zona de vegetación de la zona libre de ella). Esta suele ser la mejor opción y con ello delimitamos las dos zonas sin mucho problema.

Otros lo que hacen es poner otras plantas que frenan, suelen ser plantas de crecimiento lento pero bastante espesas como los setos. Están bien pero también los setos, si no se cuidan bien, pueden presentar problemas.

A veces se recomienda, cuando no son plantas que hemos plantado y no queremos tener que ocuparnos de ellas, poner una tela asfáltica en el suelo. Ésta impide que las plantas se desarrollen y dejan de molestar casi inmediatamente. No sueles tener plantas y la tierra se pierde bajo esta manta. El único problema está en que has de tener el suelo bien arado para no encontrarte con altibajos.

No hay una mejor solución, como ves hay muchas y cada uno puede escoger la que prefiera, es una forma de lograr tener tranquilidad en zonas donde no quieres plantas o donde éstas pueden molestar.

Comparte este artículo

Post Comment