Luc Schuiten y las ciudades hechas con plantas

ciudad vegetal
La botánica nunca deja de sorprendernos. Poco a poco se le están dando más usos del que ya se le suele dar normalmente. A los que ya conocemos actualmente se le sumará el de la construcción, al menos arquitectos como apuestan por ello. Aunque esto no es tan extraño, hay casas de madera desde hace muchísimos siglos.

Las plantas podrían ser el futuro de la construcción según Luc Schuiten

Un arquitecto belga llamado Luc Schuiten cree que la ciudad del futuro estará inspirada más en lo relacionado con los procesos biológicos que en la propia construcción.

No es un novato, hace 40 años de que apareciera la fama de la palabra sostenible, él trabajaba sobre ello. A las afueras de Bruselas creó una casa con paneles solares en el techo, un sistema de recuperación de agua de lluvia, etc. Por tanto, las ideas de Schuiten no tendrían por qué resultar tan descabelladas.

La propuesta actual es utilizar organismos naturales para la construcción de casas, edificios o incluso ciudades vegetales. Lo más parecido que hay actualmente a esto son las ciudades bosque que hay por el mundo. Un estudio de arquitectos italiano, Stefano Boeri, ha proyectado ciudades de estas características.

Ya se ha proyectado una ciudad bosque

Una de ellas estará en china y tendrá millones de plantas y árboles que acompañarán al hormigón y al cristal. Pretende crear una ciudad sostenible y duradera en el tiempo. Ahora, este arquitecto belga quiere crear estructuras con higueras trepadoras para formar hogares sostenibles.

Otro ejemplo que podemos ver con materiales de construcción hechos con especies botánicas es del el arquitecto David Benjamin. Hace unos años creó el pabellón Hy-Fi, en el MoMA PS1. Los ladrillos fueron construidos a base de hongos y para la construcción de la infraestructura se usaron 10.000 de éstos.

Consiguió levantar varias torres de casi 10 metros de alto con los ladrillos que se cultivaron en 5 días en un laboratorio. Para ello se creó un material de gran calidad y con menos energía que la que se necesita para hacer los ladrillos convencionales.

¿Veremos pronto estas ciudades hechas con pura naturaleza?

Comparte este artículo

Post Comment