Jardinería y ejercicio físico

La jardinería, aunque podamos verla como un hobbie, también puede ser algo de , según como nos lo planteemos. Por ejemplo, cuando estamos agachados limpiando las macetas, flexionamos nuestras piernas y espalda de tal modo que cada vez que nos levantamos y agachamos hacemos flexiones que, a nuestro cuerpo, le vienen bien.

También al cortar el césped, la máquina ha de ser empujada y no solo eso, también debemos hacer fuerza y caminar (unos más y otros menos).

Con todo ejercicio, el calentamiento es importante para lograr no tener accidentes del tipo contracturas, torceduras, tirones, etc. Una vez tenido eso en cuenta la jardinería también puede verse como un ejercicio físico, incluso intencionado, de tal forma que mezclamos algo que nos gusta con algo que quizás nos gusta menos.

Comparte este artículo

One Comment - Deja un comentario

Post Comment