Haz una maceta de arcilla con tus hijos

La arcilla es uno de los materiales que los niños usan para hacer manualidades en los colegios y escuelas infantiles. Es bastante rápido para trabajar con ella sin ensuciarte demasiado (dependerá de la arcilla que uses) y puedes aplicarla en muchos usos.

Uno de los usos que queremos darle hoy es la de usarla para crear, junto a tus hijos, como si fuera una actividad en familia, macetas para las plantas. Si a tu hijo le gustan mucho las plantas y quiere tener una, podemos dedicar un poco de tiempo a crear con él una maceta que albergue su futura planta de tal manera que la haga a su gusto, incluso que pueda pintarla como quiera por fuera, para ayudarle a personalizarla y a sentirse a gusto dándole su toque a algo suyo.

De la arcilla que puedes encontrar para niños, quizás la que se moldea con las manos y es de rápido secado sería la mejor. Solo has de seguir las indicaciones del producto y crear una especie de recipiente (no es necesario que esté todo recto sino que sea el niño quien, con nuestra ayuda, cree su forma de maceta). Algo que has de tener muy en cuenta es dejar un agujero en la base para poder filtrarse el agua por ahí (otra de las cosas a tener en cuenta, que la arcilla pueda mantener su forma y no se convierta en una pasta (te recomendaría poner macetas que no requieran de mucho riego o que éste se haga de una manera diferente).

Una vez hecho hay que dejar secar unas 24-48 horas antes de pintarla y después de pintada otras 24 horas para el secado de la pintura. Hecho eso solo nos resta plantar la planta y esperar que vaya todo bien.

Comparte este artículo

Post Comment