Dionaea muscipula o Venus Atrapamoscas

es un nombre que no dirá mucho porque por ese nombre no se le conoce a esta planta pero si te decimos que hablamos de la planta “” entonces la cosa cambia, ¿verdad? Eso es lo que nos referimos con ese nombre científico.

Se trata de la Venus Atrapamoscas, una planta carnívora que se alimenta de insectos y arácnidos. Las hojas de la planta están divididas en dos regiones, una es plana y en forma de corazón, mientras que la otra actúa de bisagra formando una trampa para los insectos.

Normalmente están abiertos pero, cuando siente la presencia de comida, la planta se cierra de golpe y no se vuelve a abrir hasta que no consume lo que ha atrapado, salvo que lo forcemos a ello.

Esta planta es muy llamativa para los niños además de colorista por los colores que suele tener. Es difícil encontrarla porque no siempre hay y suele ser algo cara pero es fácil de cuidar.

Comparte este artículo

Post Comment