Consejos para el riego en el verano

riego
Con la llegada del verano el es uno de los aspectos que más hay que tener en cuenta. Debe ser bastante, sobre todo en las zonas más secas, aunque no todo va a ser echar agua. Debe ser un proceso controlado para evitar echar demasiada agua a las plantas y aumentar el riesgo de que se pudran.

Tips para el riego correcto en verano

Hay que saber que las plantas en maceta necesitan más riego que las que están en el suelo. Las raíces pueden buscar humedad y nutrientes en el sustrato del jardín. Las que están en macetas dependen de la esa cantidad de tierra y del agua que se les eche.

Las plantas que se encuentren en macetas de cerámica o de otros materiales porosos requieren más agua. Esto es debido a esa porosidad, peor que las que tienen boca más pequeña o son tiestos de plástico.

Es importante colocar uno o más recipientes con riego. De esta forma, al evaporarse la humedad se transmite a las propias plantas. Aunque hay que tener cuidado porque no todas las especies lo aceptan, se puede pulverizar agua. De esta forma se refrescarán las hojas, aunque en este caso nunca hay que dejar que les dé el sol de lleno. Las gotas pueden hacer el efecto lupa y acabar quemándose las hojas.

Riegos profundos para más efectividad

Dado que el calor hace que el agua se evapore rápido, es muy importante poder proporcionar riegos profundos. Con ellos, el agua llegará a las raíces de los ejemplares. Razón de más por la que, independientemente de la técnica que usemos se recomienda echar el agua con lentitud. De esta forma evitaremos que el sustrato se encharque pero la planta tendrá agua suficiente.

Para finalizar, no hay que olvidarse de respetar los horarios de riego. Por la mañana a primera hora y a última hora de la tarde son los momentos más adecuados, nunca en las horas centrales del día.

Comparte este artículo

One Comment - Deja un comentario

Post Comment