Comprar bonsáis online

Comprar bonsai online

A lo mejor, navegando por internet, te has encontrado con una página, o varias, donde venden ejemplares de bonsái a precios algo más asequibles que en las tiendas (siendo éstos más grandes o estando mejor cuidados). O bien quieres que tu bonsái provenga de un sitio especializado en bonsáis y por eso buscas uno específico.

De bonsais yo solo conozco una tienda, tanto online como física, llamada Mistral Bonsai, que te ofrece varios ejemplares a distintos precios (son caros, aunque los ejemplares son hermosos). Lo bueno de la tienda es que, si elijes un ejemplar y quieres escoger tú mismo, desde casa, el que tú quieres puedes solicitar que te envíen fotos de los ejemplares que tienen para elegir el que más te guste (normalmente los bonsais que he comprado los he hecho así y siempre ha llegado el que había pedido).

Ahora bien, ¿realmente se puede comprar un bonsai online? La respuesta es que sí, pero, como cualquier planta, sufren en el trayecto por muy bien que estén empaquetados y eso repercute, y mucho, en la salud de la planta.

Por ejemplo, en el caso de los bonsais, que son plantas complicadas de tener al principio hasta que conoces cuál es su mejor ubicación y cuidados importantes a tener en cuenta, el trayecto normalmente es de 24 horas (o 48 si te pilla en un fin de semana aunque eso lo tienen en cuenta y no mandan los viernes salvo que se repartan los sábados).

Una vez llega el bonsai lo primero es sacarlo de la caja pero, el clima al que está acostumbrado no suele ser el mismo del que proviene lo que hace que haya de adaptarse de golpe, como otros bonsais, si, pero además habiendo sufrido varias horas de estrés en el trayecto y cambiado de temperatura varias veces.

Con el riego afortunadamente todas las plantas que se compran suelen llevar humedad en la tierra para aguantar el viaje (aunque esa humedad también puede ser perjudicial pues afecta a las raíces).

Con este tipo de plantas has de tener más paciencia e ir adaptándolas al clima, dentro de lo posible, gradualmente, para que no sufra. Lo primero es desestresarla y eso se consigue dejándola un par de días tranquila, sin moverla demasiado ni nada. Es posible que se le caigan las hojas pero no te preocupes. Si ves que ya es demasiado prueba a cambiarlo de ubicación (siempre he visto que la ubicación es lo más importante en los bonsáis).

Comparte este artículo

Post Comment