Cómo regar una planta de interior

Si pensamos en la forma que tenemos de regar las plantas, normalmente pensamos en coger una regadera y echarles agua por encima. Pero eso, que no está demasiado mal en las plantas de exterior, en las de interior no es bueno porque lo que hacemos es pudrir las hojas de la planta y, por ende, enfermar a la propia planta.

Es por eso que la forma que hay para regar las plantas de interior es la siguiente:

  • Riega sólo la parte de la tierra, no las hojas. Éstas puedes rociarlas después pero levemente.
  • Puedes echar agua en el plato de la maceta de tal forma que las raíces también cojan agua por esa zona.
  • Sumerge una vez al mes o así la planta en agua (es llenar un barreño con agua y meter la planta dentro quedando toda la maceta sumergida en agua durante 2 minutos).

Comparte este artículo

Post Comment