Cómo elegir un bonsai en la tienda

Esta mañana cuando he salido a comprar he visto ofertas de bonsáis que, si antes estaba a 10 euros (porque con grandes y de una edad de 7-8 años), ahora se encontraban a 5 euros y algunos de ellos no se veían mal. Las variedades de bonsáis eran Zelkova (que es como el olmo) y Carmona (personalmente uno de los más difíciles de tener).

Sin embargo, ¿cuál escoger? Pues bien, ahí es donde entra en juego nuestra destreza. Después de echarles un vistazo rápido y de ver algunos candidatos que me gustaban, lo primero en lo que siempre nos hemos de fijar es en la tierra que tienen. Si está muy seca y al tocarla es como polvo quiere decir que las raíces pueden estar dañadas por esa sequedad y el árbol puede enfermar deprisa.

Lo siguiente en lo que me fijo es en el tronco. Me gustan los bonsáis que tengan un tronco ancho, no fino, y por ello suelo desechar los demás pero esto va en relación por cómo se vea el bonsái porque, si tiene las ramas caídas o rotas y las hojas demasiado arrugadas, por más que tenga en tronco grueso, no lo escogería porque está mal.

Todo esto no quiere decir que no podamos salvarlo, al contrario, se puede, pero si no eres experto eso no servirá de mucho.

También me fijo mucho en los brotes que pueda tener. Por ejemplo, el que he escogido era el mejor de las Zelkovas que había debido a que tiene brotes recientes, la tierra estaba húmeda y, algo muy importante, el tronco no se mueve, razón para pensar que ha sido bien trasplantado.

En el caso de las Carmonas, me he quedado con las ganas porque todos tenían una pega y no soy tan experta con ese tipo de bonsáis como para lograr salvarlo sin problemas.

Comparte este artículo

2 Comments - Deja un comentario

  1. hola me encanto esta pagina toda la informacion que brinda es de mucha utilidad. mi deseo es cuidar un bonsai, no tengo mucho conocimiento en plantas por eso queria preguntarte que especie me recomiendas para dar mis primeros pasos.

Post Comment