Aumento de la fotosíntesis por la actividad humana

planta-en-primavera
Según un reciente estudio, la fotosíntesis aumentó en un 30% en las plantas del planeta durante el siglo pasado gracias al aumento de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, aunque es algo insuficiente como para compensar el calentamiento global provocado por el ser humano.

Las plantas y el cambio climático

Este estudio, en el que participaron varios investigadores de Estados Unidos, Francia y Finlandia, fue publicado en la revista Nature. En él se confirman los diferentes cálculos empleados por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático.

Como ya sabemos, las plantas tienen la capacidad de absorber el dióxido de carbono como parte del proceso de la fotosíntesis, una serie de actividades y reacciones a nivel celular mediante las cuales, consiguen transformar la energía solar en energía química para poder alimentarse.

A más CO² más rápido crecen las plantas

Cuanto más elevados sean los niveles de CO², las plantas crecen más rápido y profusamente. Según los investigadores, esto podría llegar a ofrecer cierta estabilidad al sistema climático debido a que contrarrestan las emisiones humanas de CO².

Todos los investigadores coinciden, es necesario llevar a cabo un registro a largo plazo parecido al que hay sobre las concentraciones de dióxido de carbono y las temperaturas, con lo que se podría hacer frente a esta incertidumbre en cuanto a las proyecciones acerca del cambio climático.

J. Elliott Campbell, de la Universidad de California, autor principal del estudio, declaró que las mediciones fiables de la fotosíntesis se hacen a nivel de las hojas. No se puede obtener el panorama general de esa manera, necesitamos saber qué es lo que está haciendo la Tierra en su conjunto y cómo está respondiendo a través del tiempo.

Sin duda, resulta esperanzador interpretar estos resultados como una importante evidencia de que la dinámica de la tierra responde de una manera que estabilizará de forma natural las concentraciones de CO² y el clima, aunque este esfuerzo que la propia naturaleza está haciendo, no es suficiente como para reducir la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera.

Comparte este artículo

Post Comment