Agricultura Regenerativa II

Agricultura regenerativa2La agricultura regenerativa no solo se basa en el uso racional y sostenible de los terrenos de cultivo, sino que va más allá. Propone métodos de regeneración de sanación de los terrenos, para generar tierras fértiles, que sean capaces de producir plantas sanas, ricas en nutrientes y beneficiosas para los consumidores y para el medio ambiente.

La se centra en gestionar de manera eficaz los recursos naturales, basándose en varios principios, como la biodiversidad de los cultivos, recuperar la participación de la ganadería en los procesos agrícolas o la disposición geomorfológica de las tierras de cultivo para el aprovechamiento del agua.

Agricultura regenerativa1La biodiversidad de las tierras de labranza les aporta la  variedad orgánica que necesitan, por lo tanto, propone que junto a los cultivos se dejen crecer otro tipo de plantas compatibles con el crecimiento de los primeros. Propone combinar árboles con vegetales y permitir que crezcan aquellas hierbas que no sean invasivas para ellos, porque su morfología no competirá con la de nuestros cultivos, eliminando solo aquellas que supongan una amenaza. De esta forma, un suelo cubierto genera vida en el subsuelo.

También desaconseja el uso de arados de volteo, que remueven y rompen la estructura del tereno, destruyendo su geo-diversidad, recomendando sustituirlos por arados de descompactadores, que oxigenan el terreno y mejoran su nivel de humedad.regen01

La introducción racional de ganado, a ser posible de diferentes tipos: ovejas, vacas, cerdos, gallinas, aporta el fertilizante orgánico natural. Además, los propios animales remueven la tierra y la mezclan con el abono.

Agricultura regenerativa3Las tierras labradas de manera adecuada, adaptándose a una orografía en la que predomine la curva sobre la recta, ayudará a ralentizar los cursos de agua, permitiendo que ésta se aproveche mejor. Además, un suelo cubierto, con un subsuelo orgánico profundo, ayuda a mantener la humedad, ahorrando agua y retrasando los riegos. Además, una tierra regenerada, con un manto rico en carbono mineral, es capaz de rebajar el nivel del carbono tóxico de la atmósfera.

Si queremos un futuro donde la agricultura sea sostenible y saludable, tenemos que regenerarla.

Comparte este artículo

One Comment - Deja un comentario

Post Comment