Tipos de plantas acuáticas

Las plantas acuáticas son un complemento indispensable para cualquiera que tenga o quiera construir un estanque en su jardín, no solo porque le aporta belleza, sino también porque ayuda a mantenerlo y protegerlo de algas y otros parásitos propios de las aguas estancadas.

Existen diferentes tipos de plantas acuáticas, con unas características y necesidades determinadas, que es necesario que conozcas antes de preparar tu estanque:

flor-de-loto_smLas plantas de raíces profundas están indicadas para aguas de aproximadamente un metro de profundidad. Las más comunes son los nenúfares, las nymphoides o la flor de loto. Este tipo de plantas se desarrollan sobre la superficie e impiden el paso de la luz, lo que protege el fondo de algas.

maxresdefaultLas plantas oxigenadoras mantienen el equilibrio biológico del estanque y son indispensables si además queréis tener peces o tortugas. Absorben el dióxido de carbono del agua, lo filtran y además, aportan oxígeno durante el día. La mayoría crece sumergidas en las aguas, al contrario que las anteriores, que se desarrollan en superficie. Algunos ejemplos son la cola de zorro, la ortiga de agua o la elodea.

Hydrocharismorsus-ranae1Las plantas flotantes también se desarrollan en la superficie del agua, pero en este caso, tanto las hojas como las raíces emergen en el agua, sin necesidad de estar ancladas bajo tierra. Suelen tener un crecimiento rápido, por lo que hay que controlarlas para que no acaben tapizando la superficie en exceso, impidiendo que llegue luz al resto de plantas.

Son muy resistentes y se adaptan enseguida a las condiciones del agua, además absorben los nitratos y mejoran la vida submarina. Aparte, suelen ser un buen refugio para los peces, que utilizan esta planta para camuflarse y descansar. Las más comunes son la lechuga de agua, el mordisco de rana o el Jacinto de agua.

Comparte este artículo

Post Comment