Passionaria

Una de las plantas que he tenido en casa y que es bastante efectiva cuando se quiere tapar alguna valla o algo por el estilo (pero que requiere de constantes podas debido a que crecer rápidamente y es muy salvaje) es la Passionaria, también llamada Flor de la Pasión o Clavos de Cristo.

Se trata de una planta originaria de Centroamérica que llegó a España hace algunos años y que muchos usaban en lugar de pinos o rosales parar tapar vallas o zonas comunes porque era muy rápida de crecer y de formar un manto tupido. Sin embargo, esa rapidez también la tiene para reproducirse y te puedes encontrar con la planta en partes que ni siquiera habías plantado.

Necesita agua en abundancia y también el solo pero lo cierto es que es una planta que no requiere muchos cuidados porque ella misma se proporciona muchas veces su propio sustento. Es bastante dura tanto en heladas como en climas muy calurosos.

En cuanto a sus flores son de color rosa pálido o violeta y suele dar frutos (aunque su sabor, al menos para mí, no es muy bueno).

Comparte este artículo

Post Comment