La poda de plantas trepadoras

La poda es una parte muy importante en la jardinería, sin embargo hay ciertas plantas de las que los nuevos aficionados a este arte y oficio olvidan con frecuencia, me refiero a la poda de plantas trepadoras.

Es curiosos que, a pesar de ser algo esencial, la poda se olvida cuando se habla de este tipo de plantas, pero si queremos tener un buen control sobre el crecimiento o si queremos modelar la planta o incluso restringir su crecimiento, la poda será nuestra estrategia. Además, no sólo conseguiremos una planta con el aspecto deseado, sino que ésta también crecerá de forma sana y con una estructura fuerte.

El momento de iniciar la poda es tras la plantación, iremos recortando la planta en la orientación y con la forma que deseemos, cuando por fin hayamos logrado el aspecto deseado, podemos mantenerlo realizando podas dos veces al año, idealmente a principio de la primavera y durante el verano. Es una buena práctica podar los vástagos largos en la primavera y eliminar tallos y flores marchitas en el verano. ¿Preparado para dar forma a tus plantas? ¡No te cortes!

Comparte este artículo

0 Comments - Deja un comentario

Post Comment