La luz artificial y el crecimiento de las plantas

plantas
Todo el mundo sabe que dentro del mundo de la botánica, la luz es de gran importancia para cualquier especie vegetal. En este caso, la luz natural es la mejor iluminación posible y que prácticamente la mayor parte de las plantas tienen suficiente con la luz solar que reciben, aunque no todas.

Si tienes como objetivo acelerar el crecimiento de sus plantas es aconsejable que les proporciones un plus de luz y para ello, una buena idea es colocar un sistema de iluminación artificial.

para hacer crecer a tus plantas

Utilizando esta clase de iluminación se debe tener en cuenta la distancia de separación que debe haber entre la fuente adicional de luz y de la planta. El calor que emite la fuente de luz puede dañar e incluso marchitar las hojas, por ello nunca está de más apostar por la tecnología LED, que no emite calor.

Si no se cuenta con esta tecnología y se tiene, por ejemplo, un foco de 150 vatios, es recomendable colocarlo a un metro de la planta y si se usa un reflector, la distancia tendrá que ser superior a los 2,5 metros.

Lo más aconsejable es colocar las plantas en interiores pintados de blanco, para que la luz se refleje en las paredes y se reparta de manera uniforme sobre todo el follaje de la planta. Asimismo se recomienda colocarlas en una habitación cerrada libre de mosquitos o cualquier clase de insecto que pudiera dañarlas.

La luz cenital, una buena idea

Para conseguir los mejores resultados pueden adquirirse tubos de luz cenital y mantenerlos encendidos al menos durante 9 horas diarias aunque se puede aumentar a 18 las horas de luz artificial, pero nunca sin olvidarnos de que reciban luz natural.

Para finalizar, es necesario tener presente que el entorno en el que se encuentren las plantas debe estar libre de insectos, demasiada humedad, suciedad, etc. De esta forma crecerán rápidamente y más sanas.

Comparte este artículo

One Comment - Deja un comentario

Post Comment