La lechuga (Lactuca sativa)

lechugaLa lechuga pertenece a la familia de las compuestas y su nombre científico es Lactuca sativa. Es un vegetal muy conocido y cultivado en todo el mundo, ya que se utiliza mucho en ensaladas y comidas. A pesar de que su origen no es del todo claro, hay quienes afirman que la lechuga proviene de la India.

Es una planta herbácea anual y bianual que se puede encontrar en una gran variedad de formas y colores y puede alcanzar una altura de 80 cm. Entre las variedades de lechuga que existen encontramos las variedades de tipo romana, las de hoja crujiente tipo Iceberg, las de hoja mantecosa o Trocadero, las minilechugas o Cogollos, etc.

Sus hojas están colocadas en rosetas y su tallo es cilíndrico y ramificado. Posee flores autógamas; que se presentan en forma de capítulos florales amarillos dispuestos en racimos o corimbos.

Cuidados y cultivo

Respecto a la temperatura ambiente ideal, la lechuga es un cultivo de clima fresco, ya que las altas temperaturas impiden su crecimiento, aunque algunas variedades soportan el calor más que otras. La época del año más aconsejable para su plantación es a inicios de la primavera o finales del verano.

El suelo debe ser ligero, arenoso, rico en materia orgánica y con un buen drenaje. En cuanto al riego, la lechuga requiere ser regada como mínimo dos veces a la semana.

A la hora de sembrarla se suelen hacer semilleros y luego trasplantar los plantones al huerto. Lo ideal es plantarla en hileras con una distancia de 30 cm. entre ellas y de 20 a 30 cm. entre plantas.

Referente al abonado, la lechuga es un cultivo sensible a los excesos de nitrógeno y bastante exigente en potasio hacia la parte final del ciclo para conseguir un buen acogollado.

 

Comparte este artículo

Post Comment