El abono en los árboles

Aunque los árboles no requieren ser abonados de forma habitual, hay momentos en los que el propio árbol nos lo está pidiendo “a gritos”, tan sólo hay que ser un poco observadores, para comprender cuando el árbol requiere un poco de nuestra atención.

Lo más habitual es que las hojas se vuelvan un poco amarillentas, suele ocurrir cuando el árbol tiene falta de nutrientes, para saber qué nutrientes son los que le hacen falta, será necesario realizar un análisis de la tierra. Habitualmente suele ser el nitrógeno, pero obviamente no siempre es así, a veces los cultivos que tenemos alrededor consumen otro tipo de nutrientes de la tierra que son los que nuestro árbol puede necesitar, por tanto para aplicar el abono adecuado, es imprescindible analizar la tierra.

¿Cada cuanto debemos realizar ese análisis? Lo ideal es hacerlo una vez al año, aunque el momento en el que no debemos dejarlo pasar, es en el momento en que el árbol está intentando llamar nuestra atención, pues no actuar de forma rápida puede ser fatal.

Comparte este artículo

Post Comment