Cuidados básicos de un bonsái de interior

bonsai
Muchas personas piensan que los bonsái son para tener en el interior del hogar. Sin embargo, es importante tener en cuenta que se recomienda que la mayoría de estas especies estén en el exterior. Únicamente las plantas tropicales y subtropicales pueden aguantar el clima que hay en el interior de una casa.

A pesar de ello, los bonsáis que son hechos a raíz de esta clase de plantas (tropical y subtropical) sí deben estar dentro del hogar. Por tanto, ¿qué cuidados debemos darle a nuestro pequeño amigo?

Cuidados básicos para un bonsái de interior

El hándicap que tiene un bonsái interior formado a partir de un árbol tropical es que la luz que entra en el hogar es menor que la que hay en el exterior y da menos calor. Si reciben poca luz, se reduce el ritmo de crecimiento y la planta se debilitará.

Es importante la ubicación del bonsái y se aconseja al lado de una ventana orientada al sur. Otra posible solución es la utilización de una iluminación fluorescente que cuente con espectro de radiación específico para el crecimiento vegetal.

En cuanto a la temperatura, hay que decir que estas especies necesitan altas temperaturas durante todo el año, algo parecido a la que suele tener el salón de una casa cualquiera. Por ello es importante no colocar al bonsái en una habitación fría, una terraza, patio o en una zona donde haya corrientes de aire.

Para mantener sano a un bonsái de esta clase debe tener una humedad alta. La humedad debe ser mayor que la que suele haber en un hogar. Pulverizarle agua varias veces al día puede ser una solución. Otra solución es poner un plato de agua debajo de su maceta.

En lo relacionado al riego, sólo hay que hacerlo cuando la tierra esté relativamente cerca. Esto es algo que se puede comprobar metiendo los dedos en ella. Así controlaremos el grado de humedad que tiene la tierra. Nunca hay que regar los de manera rutinaria, siempre hay que hacer esa comprobación en su tierra.

Comparte este artículo

Post Comment