Corona de espinas o Espina de Cristo

Una de las plantas que tenemos relacionada quizás con la Navidad, por el nombre que recibe, es la Espina de Cristo, también conocida como Corona de espinas, una planta de espinas que sin duda no es de la que vayamos a tocar frecuentemente por las espinas que tiene. Sin embargo, la vistosidad que tiene y el contraste con las flores, las hojas y las espinas hace que sea muy llamativa a ojos humanos.

Esta planta es originaria de Madagascar y puede llegar a alcanzar casi los dos metros de altura. Dispone de hojas ovaladas que son dañinas en la piel y los ojos (porque tienen un látex tóxico) y en cuanto a las flores pueden ser amarillas, rojas o naranjas.

Le encanta estar en semisombra y no le gusta mucho el agua (requiere que la riegues pero no con abundancia). Lo que no le gusta son las heladas ni las temperaturas por debajo de los cero grados.

Como ves se trata de una planta que engaña con su aspecto porque, si bien las espinas ya te hacen desistir de tocarla, si aún así insistes puedes llevarte un buen enrojecimiento en la piel.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO CON TUS AMIGOS

6 Comments - Escribe un comentario

  1. gusto en saludarlos. un favor rr..necesito imágenes de cómo podar la corona de espinas y qué partes tomar de la planta para reproducir otras. gracias y disculpas si no explique bien.

Post Comment