Abonar en invierno

Abonar en invierno

Normalmente el abono a las plantas se suele echar en primavera, verano, incluso en otoño. Se trata de una forma para ofrecerle a las plantas más nutrientes de las que la tierra tiene, una forma de “extra” para ellas.

Se abona en esa época debido a que las plantas suelen estar más predispuestas mientras que en invierno no lo vemos como una época predispuesta al abono pues las plantas suelen estar en “hibernación” y no van a recibir los nutrientes que le damos.

Sin embargo, hay plantas que si pueden recibir abono en invierno. Sin embargo, una aclaración y es que las plantas, bajando de una temperatura por debajo de los 8 grados, no van a tomar los nutrientes (por ejemplo, ahora con la ola de frío polar ninguna planta tomará el abono que le echamos y los nutrientes o beneficios para ellas porque las plantas ahora mismo están protegiéndose del frío con lo que tienen).

Lo más normal para todos los que cultivan plantas es que en invierno las dejen descansar, o que entiendan que, por las bajas temperaturas, las plantas entren en letargo y por mucho que las abones no vas a conseguir acrecimiento o desarrollo alguno, o uno muy lento que lo único que consigue es que gastes productos y dinero para conseguir un resultado mínimo.

Por supuesto, esto va a depender mucho de la planta que tengas porque unas son más rápidas que otras y a algunas el frío les gusta con lo cual no les importa que las abones, es más, les gusta porque pueden seguir desarrollándose.

Si vives en una zona de temperatura media, entonces no creo que tengas mucho problema en abonar en invierno (de hecho, salvo algunos días, las temperaturas suelen ser agradables en esas zonas).

Te pueden interesar:

 

Comparte este artículo

One Comment - Deja un comentario

Post Comment