Vanilla planifolia

Como sabes, la es uno de los ingredientes que puedes utilizar en tus postres y que muchas veces deja un suave aroma dulce y agradable que te gusta para tu casa, o mejor, para la cocina. Sin embargo, ¿sabes que en tu casa puedes cultivar vainilla?

Lo primero es que no es fácil porque es una planta de clima tropical y húmedo, por tanto no en todas partes podrás cultivarla porque en primavera y verano puede acabar muriendo por el calor. Es originaria de los aztecas precolombinos que la usaban para aromatizar el chocolate y de ella se consumen las vainas cuando están verdes para dejarlas secar y después guardarlas en un lugar oscuro pero ventilado durante varios meses.

Cuidados de la vainilla

La vainilla es una planta que da flores de color blanca amarilla o bien un poco verde. Es una flor que apenas dura unas horas, un día como mucho, y de ahí se obtienen las vainas de vainilla que habrás usado alguna vez (la llamada vainilla en rama).

Se cultiva en Indonesia, México, Tahití, Costa Rica, la India y Madagascar y requiere un cuidado importante porque necesita humedad ambiental y en sus raíces casi constantemente (sin llegar a ahogarla con ella).

Le gusta la luz del sol pero no la tolera directa sino indirectamente. Al ser una planta más bien trepadora, se ayuda de otras plantas para desarrollarse, sin mermar la salud de las mismas.

La planta, en una maceta, no suele vivir más de 3 años en casa mientras que si está en un invernadero el tiempo puede ampliarse hasta los 10 años.

La vainilla también requiere de un abonado, al menos, durante la primavera y verano, una vez por semana con abono líquido (es el que mejor le va) indicado para orquídeas (porque está relacionada con las mismas).

Comparte este artículo

One Comment - Deja un comentario

Post Comment