Un huerto en casa

huerto en casa

En la actualidad cada vez son más las personas que deciden tener un en su casa, ya que los productos que se obtiene de ellos son de gran calidad, frescos y controlados. Además es una manera de aprovechar el jardín y puede ser una actividad para aprovechar el tiempo de ocio.

Si no se dispone de terreno, una terraza o un patio es suficiente para poder construirlo.
El emplazamiento ideal para el huerto es una parte del jardín soleada, aireada y drenada.
A la hora de comenzar a construir el huerto se deben tener en cuenta ciertos factores: luz, suelo, viento y agua.

En cuanto a la orientación de la luz, ésta es muy importante debido a que la mayoría de los cultivos típicos requieren sitios con una buena insolación (unas seis horas de luz diaria); las mejores orientaciones son sur y suroeste.

El suelo debe ser arenoso o arcilloso, profundo, más bien fresco, con una buena capacidad de retención de agua y un excelente drenaje; además su consistencia debe ser media y no excesivamente compacta.

Respecto al riego, éste debe ser sistemático; una buena idea podría ser inventar un sistema de riego por goteo.

El otro factor a considerar es el viento ya que los vientos fuertes pueden dañar los frutos y cosechas, por lo que se deben evitar las ubicaciones demasiadas expuestas a los mismo, es decir, observar si los cultivos estarán expuestos a grandes corrientes o no; en caso de que lo estén lo más aconsejable es intentar protegerlos.

Comparte este artículo