Sustratos orgánicos

SustratosEl sustrato es el medio donde viven nuestras plantas, el material que realiza la función de anclaje y que, dependiendo de su tipología, puede intervenir o no en  su proceso alimenticio, aportando diferentes minerales.

Los orgánicos son aquellos que sirven como soporte y depósito de nutrientes a las plantas, fertilizándolas e interviniendo en su crecimiento y su resistencia a enfermedades.

Algunos de los más habituales sustratos orgánicos serían los siguientes:

La Turba: Es un material , originado por la descomposición lenta de vegetales en condiciones de humedad elevada, que aporta esponjosidad y es bastante ligera. Existen diferentes tipos de turba, como la negra, que es más neutra y rica en minerales; la rubia, que es más ácida y rica en materia orgánica.

CompostEl Compost: Al que le hemos dedicado algunos artículos, y que se obtiene por descomposición de restos orgánicos, dando lugar a un abono muy rico para las plantas.

Estiércol: Es el abono formado por las heces fermentadas de animales. Ha sido el más utilizado desde la antigüedad y es muy rico en nitrógeno.

Humus negroEl Humus: Material que se encuentra en la superficie de los suelos, de color oscuro, formado por la desintegración de hojas y restos orgánicos que han alcanzado su máximo grado de descomposición.

HumusHumus de lombriz: Es el material orgánico que se produce con el proceso digestivo de las lombrices. Es un fertilizante con excepcionales propiedades que puede comprarse en tiendas de jardinería o elaborarse en casa.

guanoGuano: Es un potente fertilizante que se obtiene de las deposiciones de aves marinas, que al alimentarse de pescado es muy rico en fósforo. También se llama guano al estiércol que se obtiene de las heces de los murciélagos.

Cenizas: Son ricas en calcio, magnesio y potasio. Son muy alcalinas y por lo tanto, se recomiendan para corregir suelos ácidos.

harina-de-huesoHarina de hueso: Tienen un alto contenido en cal y nitrógeno. Se obtienen de la incineración de huesos, cuernos y pezuñas de animales.  También tienen bastante fósforo, pero nunca hay que olvidar que alcalinizan mucho el suelo.

Comparte este artículo

2 Comments - Deja un comentario

Post Comment