Regar las celosías

Es posible que, si tienes celosías (unas plantas de colores y con unas hojas o flores como de peluche), al echarles agua, no hayas echado solo en la tierra sino que la hayas mojada por completo.

A este tipo de plantas no les gusta eso y de hecho se pueden morir por ello. Es por eso que lo mejor en estas ocasiones, si te pasa, es impedir que el agua toque sus hojas. Para ello puedes regarlas por abajo (poniendo un recipiente y colmándolo de agua para que absorba el agua desde abajo) o bien regando solo la parte de la tierra, nunca las hojas.

Comparte este artículo

Post Comment