Plantas luminiscentes

¿Imaginan una planta capaz de lucir en la oscuridad? ¿Por qué no? Existen pinturas y productos químicos capaces de producir fluorescencia, pero, ¿imaginan una planta bioluminiscente? Es decir, capaz de producir y emitir su propia luz.

bioglowPues ya es posible. El proyecto de Plantas luminiscentes ha sido llevado a cabo por la compañía Bioglow, basándose en el trabajo del biólogo molecular Alexander Krichevsky, quien estudió durante años la de algunas especies abisales marinas y otros organismos luminosos como las luciérnagas, y se planteó incorporarla a la biología molecular de las plantas con la idea de conseguir  una energía limpia y sostenible.

De esta manera, consiguió que una pequeña planta de la familia de la mostaza, la Arabidopsis, fuera modificada genéticamente para producir  luz, algo que consiguen ciertos organismos vivos cuando la luciferina, una sustancia bioquímica, sufre oxidación y es catalizada por una enzima llamada luciferasa.

Pero este revolucionario descubrimiento está siendo objeto de controversia entre los investigadores de Bioglow y los reticentes a la experimentación con organismos genéticamente modificados. Se desconocen los efectos que puede acarrear el hecho de trasladar genes de animales a plantas. Además, los activistas denuncian la falta de control de producción de semillas modificadas y los riesgos de un uso irresponsable de estas prácticas.

Hongos fluorescentesLo que si es cierto es que la naturaleza cuenta con especies de hongos pertenecientes a la familia , que han desarrollado la propiedad de la luminiscencia de forma natural.

Aunque todavía está muy lejos la idea de una iluminación nocturna mediante plantas y árboles que permita ahorrar energía cuidando el medio ambiente, el futuro de las lámparas-maceta está cada día más cerca.

De momento, la compañía solo ha conseguido que la planta irradie cierta luminiscencia, pero no que emita luz suficiente como para iluminar espacios.

Ciencia, negocio, ética biológica…Estamos por ver si la investigación o la evolución de las especies nos permitirá algún día conseguir un estilo de vida realmente biosostenible.

Comparte este artículo

Post Comment