Nanopartículas contra el estrés de las plantas

plantas
Según declaró el investigador mexicano Antonio Juárez, la utilización de nanopartículas en lugar de los insecticidas en los cultivos puede ser una alternativa para reducir el daño de los patógenos provocados por el en los cultivos.

Las nanopartículas se están probando en los cultivos

Actualmente, las nanopartículas se están probando en invernaderos con tomates y pepinos, y nació al observarse que los patógenos van adquiriendo resistencia a los productos químicos.

La resistencia con la que cuentan las bacterias implica que hay que hacer diferentes aplicaciones semanales en cuanto a insecticidas y pesticidas, lo que hace que se puedan acumular muchos residuos en las hojas y también en el suelo agrícola, lo que puede afectar al ser humano en última instancia.

Dado que los residuos pueden quedar en las hojas de una planta, en esa se puede alimentar un insecto y así sucesivamente. Esto puede llegar a provocar una reacción en cadena y el consiguiente riesgo ecológico.

Los minerales saltan a la palestra

Los investigadores están probando con productos como el cobre, dado que en su forma iónica cuenta con un efecto directo contra los patógenos. Pero también se están haciendo pruebas con otros minerales como el silicio y el selenio gracias a las estupendas propiedades con las que cuentan.

Actualmente, la aplicación de las nanopartículas no se hace en una placa de Petri como es habitual. Lo que se hace en esta investigación es infectar a la planta con el patógeno con el que se quiere acabar y después se comprueba la efectividad de las nanopartículas en las hortalizas, lo que permitirá poder obtener resultados reales y mejorar notablemente la salud de las plantas.

Ahora solo falta que todo salga a pedir de boca y las pruebas salgan como se espera. De esta forma se conseguirá mejorar notablemente el estrés en las plantas.

Comparte este artículo

Post Comment