Nandina (“Nandina domestica”)

NandinaSu nombre común o vulgar es Nandina, Bambú divino o Bambú sagrado; mientras que su nombre científico es “Nandina domestica”. Es una planta perteneciente a la familia de las (Berberidaceae) y es nativa de la India, China y Japón. Posee un porte muy elegante, frutos de gran valor decorativo y una bella floración. Es muy cultivada en jardines, balcones y terrazas debido a su fácil mantenimiento y cuidados.

Es un arbusto perenne, de follaje persistente o simipersistente que, cuando es joven, en primavera es de color rojizo y en otoño se vuelve púrpura. Por lo general alcanza a medir hasta 2 metros de altura. Sus hojas son de color verde oscuro, compuestas, lanceoladas, con folíolos de 5-6 cm.

En cuanto a sus flores, las mismas se encuentran agrupadas en inflorescencias, son pequeñas, de color blanco, aparecen panículas terminales y duran mucho tiempo. Su época de floración es en primavera y principios del otoño, dando lugar a un fruto globoso, comestible, llamado baya que van del color verde al rojo y contiene dos semillas dentro.

Nandina, cuidados

Respecto a sus cuidados, la situación ideal es a semisombra en climas calurosos aunque es aconsejable que reciba durante algunas horas los rayos directos del sol. No tolera bien las heladas y se desarrolla bien en suelos bien drenados, ricos en materia orgánica, húmedos y ácidos. El riego debe ser frecuente durante los meses de verano -3 veces a la semana- disminuyendo en invierno. Su multiplicación se produce mediante semillas.

Comparte este artículo

Post Comment