Mosca blanca

Plagas que afectan a las plantas hay muchas pero quizás una de la que menos conoces es la mosca blanca, un insecto que suele formar colonias detrás de las hojas y que, salvo que te des cuenta, es difícil de detectar hasta que la planta comienza a desarrollar las consecuencias.

Entre las consecuencias que provoca está la detección del crecimiento, dificultad de la planta para hacer la fotosíntesis (la planta empieza a perder color), clorosis y problemas en las hojas, etc.

La mosca blanca suele actuar ahora con las temperaturas más cálidas, en el inicio de la primavera y también al inicio del verano y se desarrollan muy rápidamente pudiendo afectar en poco tiempo a todas las plantas que tengas (por eso es mejor aislar la planta que descubras tiene la plaga y revisar muy bien las demás durante varios días por si se desarrolla la plaga en ellas)

Esta plaga es mejor combatirla mientras aún no vuele para que el producto le haga efecto y no se escape volviendo después. Los insecticidas son bastante efectivos contra la misma pero también hay tratamientos caseros como el agua del tabaco que a la larga los ahuyentará (pero en este caso yo lo pondría más como medio de prevención que como medio para acabar con la plaga).

También puedes echarle algunos productos de prevención contra estas plagas pero aquí los caseros suelen actuar de mejor forma que los otros (no como ocurre en el caso de la eliminación de la plaga).

En cuanto a la eliminación, al menos deberás dejar la planta aislada hasta cerciorarte que no hay ninguna larva ni mosca blanca en ella que afecte a las demás y vuelva a traer la plaga.

Comparte este artículo

Post Comment