Mosca blanca, amenaza para las plantas

En un lugar donde las temperaturas sean altas puede ocurrir que la mosca blanca aparezca en nuestras plantas, tanto en el jardín como en el interior, aunque este insecto de apenas dos milímetros puede afectar a verduras, cítricos, ficus, palmeras o cualquier otra especie hortícola.

mosca-blanca

La mosca blanca revolotea siempre alrededor de la planta, dejando sus huevos en las hojas. Se alimenta de su sabia, debilitándola y paralizando su crecimiento. Las hojas pueden secarse después de aparecer unas pequeñas pintitas amarillas.

Además esto favorece la aparición de negrilla o incluso transmitir enfermedades víricas que pueden resultar muy peligrosas para las plantas. Es importante aplicar abonos orgánicos especialmente diseñados para las plantas.

Actualmente en el mercado podemos adquirir trampas que avisan de la presencia de estas moscas dado que quedan atrapadas en ellas. Se deben controlar las hierbas o especies vegetales próximas a la planta en cuestión dado que ahí pueden esconderse las moscas blancas.

Además de los productos contra la mosca blanca que podemos encontrar en el mercado, también existen diferentes remedios caseros como extracto de ajo, macerado de cola de caballo o aceite de neem entre otros.

Comparte este artículo

Post Comment