Las plantas se protegen de los rayos ultravioleta

plantas
Lo mismo que sucede con las personas, a las plantas también les afectan los efectos negativos de la radiación solar. Lo que sí saben hacer es limitar los daños que les causa creando una protección solar única.

La protección natural de las plantas a los rayos ultravioleta

Algunas plantas acumulan en sus capas externas sustancias que tienen la capacidad de absorber los rayos ultravioleta para así poder proteger los tejidos subyacentes. Estas sustancias activan mecanismos antioxidantes que protegen tanto a las células como al ADN de los radicales libres.

Según Roman Ulm, profesor de la Universidad de Ginebra, los rayos UV-B, a pesar de ser muy dañinos, pueden usarse para influir en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Por tanto, deben absorberlos a la vez de protegerse de ellos.

Para defenderse de los rayos ultravioleta, las plantas los detectan gracias a un foto receptor llamado UVR8, el cual desencadena una reacción en las células, permitiéndoles desarrollar así sus defensas.

La cantidad de esta sustancia que se crea puede variar dependiendo de la planta, lo mismo que sucede con los seres humanos y la cantidad de melanina producida por la piel.

Se sabe que las plantas que viven en zonas de alta montaña o zonas tropicales son las que tienen los niveles más altos de esta clase de protección. Además hay algunas especies que tienen la capacidad de producir diferentes sustancias protectoras solo cuando se exponen a los rayos UV-B.

Todo apunta a que las plantas tienen la capacidad de cambiar su quimica en respuesta a la exposición a determinado agente. En este caso a los rayos ultravioleta, pero también podrían estar preparadas para resistir el ataque a los ataques de algunas clases de plagas.

Las plantas, por lo tanto, parecen ser capaces de cambiar su química en respuesta a la exposición a los rayos ultravioleta. Puesto que el sol es esencial para crecer y resistir a los ataques de plagas, la comprensión de estos mecanismos ayuda a los científicos a producir cultivos más sostenibles, de alta calidad y que no requieran el uso de pesticidas.

Comparte este artículo

Post Comment