La biodiversidad es necesaria para los ecosistemas terrestres

bosque

Según un reciente estudio liderado por un grupo de investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos y llevado a cabo en diferentes de todos los continentes ha hecho confirmado que la es necesaria para el correcto funcionamiento de los ecosistemas terrestres.

A más biodiversidad mejor funcionamiento del planeta

Los resultados de su investigación revelan que la diversidad vegetal no es algo al azar en la naturaleza sino que todo está organizado de una manera sistemática y con mucha precisión.

Con la actual reducción de la biodiversidad en todo el mundo se ha fomentado el avance de las investigaciones acerca de la relación existente entre la biodiversidad y el funcionamiento de los ecosistemas.

En este estudio, que ha sido publicado en la revista Nature Ecologic and Evolution, se relaciona la diversidad vegetal de las zonas áridas que hay en los cinco continentes con diferentes funciones que tienen que ver con la productividad vegetal o la capacidad del suelo para poder procesar los nutrientes.

La comunidad científica ha estudiado el efecto del número de especies dentro del funcionamiento de los ecosistemas así como el número de especies de plantas, la diversidad de sus principales características morfológicas y fisiológicas así como su abundancia entre otros factores.

Los investigadores revelan que en su estudio se han examinado otros aspectos como la diversidad de rasgos funcionales con los que cuentan las plantas o la distribución de las características estructurales de las hojas de las plantas.

Nada es casualidad, todo tiene su razón

Según ha explicado Yoann Pinguet, investigador de la Universidad Rey Juan Carlos, estos rasgos están relacionados directamente con la capacidad que tienen las plantas de adquirir, retener y también reciclar diferentes recursos como el agua y los nutrientes.

Los resultados del estudio son sorprendentes, dentro de la amplia gama de ecosistemas que fueron estudiados, la biodiversidad de rasgos funcionales es mucho más importante para el funcionamiento de los propios ecosistemas que lo que se podría espera por azar, algo que de alguna manera se maximiza.

Como siempre, la naturaleza nunca dejará de sorprendernos.

Comparte este artículo

Post Comment