Haemanthus

Reconozco que las plantas, algunas de ellas, tienen nombres extraños que nos hacen no poder recordarlos. En este caso con esta planta ocurre lo mismo pero es tan decorativa y llamativa que al final se le acaba poniendo algún mote antes de acordarte del nombre completo.

El es una planta de interior de hojas estrechas y onduladas pero con un fuerte color verde que contrasta después con las flores que tiene. Es originaria de Sudáfrica y su nombre proviene del griego llegando a significar por el color de las flores (en concreto de la variedad Haemanthus coccineus”, la primera de las plantas que se conoció.

En inglés se la suele conocer por “pinceles” porque las “flores” por así decirle son como pinceles de pintar.

Las flores suelen aparecer en las mismas hojas de color rojo o blanco pero no florece todos los años. Aún así esto es por lo que se convierte en una flor tan llamativa, por la forma en que tiene la flor y cómo sale de la planta.

Cuidados del Haemanthus

Esta planta gusta del sol, de hecho le gusta estar a pleno sol y un riego moderado. No soporta demasiado bien el frío ni el calor extremo (como el de los radiadores).

Las hojas han de ser limpiadas y humidificadas periódicamente para que conserve su vitalidad y también para ayudarla con la fotosíntesis para que el polvo no lo dificulte.

En cuanto a la tierra ha de ser rica en turba y en materia orgánica. Tampoco el abono debe faltarle.

Las plagas que pueden afectarle son la cochinilla y la mosca blanca. Son fáciles de eliminarlas pero conviene aislarla de otras plantas para que no contagie.

Comparte este artículo

Post Comment