Graffitis con musgo

Si el otro día os comentábamos las propiedades decorativas de la hiedra, hoy le toca el turno al musgo, que suele parecernos más un enemigo de nuestro jardín que un aliado, sin embargo, podemos emplearlo para decorar muros.

Puede resultar muy curioso, pero una de las cosas que se suelen hacer con musgo son graffitis, sólo que en esta ocasión nos olvidamos del spray.

¿Cómo se hace?

En lugar hay que realizar una mezcla del musgo con agua, se puede machacar o bien se puede emplear una licuadora, deberemos añadir a la mezcla yogur o suero de leche. Cuando tengamos una pasta homogénea la pasaremos a un balde. Ahora, tan sólo nos queda desplazarnos hasta el muro donde queramos hacer el graffiti, llevar una brocha con nosotros y realizar el dibujo con la pasta de musgo que hemos creado. Es recomendable usar una plantilla si no somos muy buenos dibujando.

Por último para ver nuestro graffiti perfecto, deberemos regarlo una vez a la semana pulverizando agua sobre él. Pronto verás tu artística creación, ¡sorprenderá a todas tus visitas!

Comparte este artículo

3 Comments - Deja un comentario

  1. Hola Verónica, lo mejor es que tomes musgo de algún muro, no daña a la pared ya que no penetra en la roca y por lo tanto tampoco genera humedad en el interior

Post Comment